Monday, November 10, 2008

Preámbulo al Proyecto Casa Simón Bolívar en Capitales Europeas

Amigos Bolivarianos ?Que hay que hacer en Europa?

Se han preguntado por qué se habla tanto de Bolívar, Qué nos pasa? Habíamos oído alguna ves hablar tanto de Bolívar como ahora? Es necesario que se presentara la ocasión; el surgir del movimiento socialista bolivariano con el bicentenario de la independencia venezolana a la vuelta de la esquina, para que lo resucitáramos de nuevo, un Bolívar llevado y traído a Caballo disparándonos pensamientos a diestra y siniestra. Te has puesto a pensar, amigo, en lo que podríamos aportar para el día del mañana?. El proyecto “Casa de Simón Bolívar en las capitales Europeas”, necesita de amigos y gestores bolivarianos, que ayuden a este Asesor Comunitario Europeo a presentar formalmente el proyecto ante los ministerios, en ejercicio de las competencias a los Ministerios de: El Ministerio del Poder Popular para las Relaciones Exteriores, El Ministerio del Poder Popular para la Cultura, El Ministerio del Poder Popular de Turismo El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. En colaboración de PDVSA en Europa; quienes establecerán las políticas que han de regir en concordancia con la disponibilidad transitoria y en conformidad con las disposiciones establecidas en su momento. Creando los elementos fundamentales de la identidad nacional para la “Casa Simón Bolívar en Capitales Europeas”

Ser auténticos con la historia y con los postulados de moral y luces significa que no debemos dejarnos vender un Simón Bolívar en Europa obsoleto, enmohecido, lleno de telarañas. No dejemos que unos fariseos, unos embusteros, unos medios de comunicación que tienen la prioridad en las páginas culturales de los periódicos que en el fondo son anti bolivarianos, anti patriotas, anti la gran Colombia, anti Alba, anti UNASUR, y anti venezolanos, ya basta!! de quienes presiden los actos de mayor importancia en Europa destructores de la moral bolivariana y el socialismo revolucionario en Sur América.

En Europa hay un Bolívar que nos presentan, que es muy distinto al que fue. Aquel que luchó a brazo partido contra la corrupción, que decretó la pena de muerte para los que robaran desde diez pesos, que quiso instaurar el Poder Moral, pero le tuvieron miedo y por eso los historiadores y escritores europeos no lo secundaron, españoles, franceses e italianos hasta el mismo Karl Heinrich Marx en una carta escrita en Londres el 14 de febrero 1858 a Friedrich Engels lo tachó de tirano. Marx admite en la carta a Engels que se salió algo del tono enciclopédico pero que "hubiera sido pasarse de la raya querer presentar como Napoleón I al canalla más cobarde, brutal y miserable. Bolívar es el verdadero Soulouque" Y la comparación resulta reveladora porque es precisamente al nombre del emperador haitiano al que tanto Marx como Engels recurren para ridiculizar a Luis Napoleón III. El hecho de que nunca antes Marx haya reparado en Bolívar y que puesto a escribir sobre él se sienta impulsado a elaborar una extensa y desusada diatriba en la que el revolucionario latinoamericano es identificado, a través de una tercera persona, con una figura tan repudiada por él como el emperador francés evidencia con total claridad que Marx veía en Bolívar un remedo del bonapartismo, o mejor dicho un tipo de dictador bonapartista.

Pedir al Gobierno Bolivariano de Venezuela, con el pensamiento político revolucionario que si queremos rendir un verdadero homenaje y celebración de independencia hemos de poner la piedra fundamental de libertad en Europa, sería consolidar un sueño de un joven que con solo 22 años , en el monte Sacro de Roma 1804, hace su juramento profético en contra de la tiranía y del anhelo de libertad para su pueblo.

Amigos, el interlocutor del proyecto es la misma historia, “la historia de Bolívar”. amigos revolucionarios hay tarea por delante y más cuando la extrema derecha Europea “Eurodiputados” golpea el proceso revolucionario, utilizando un recurso de Urgencia del Parlamento Europeo. El cuestionamiento a Venezuela del Parlamento Europeo carece de legitimidad ?Que hay que hacer en Europa?

Un saludo revolucionario

MonteSacro


Roma Italia